Los Secretos

de la cáscara de cacao

Aún cuando se sospecha que esta parte del grano de cacao era aprovechado por nuestros ancestros debido a sus propiedades, no fue sino recientemente cuando la riqueza nutricional y utilidad alimentaria de este producto fue redescubierta. Conoce porqué hoy en día no existen excusas para desperdiciar este recurso natural así como recetas para consumirlo tomando ventaja de sus bondades.

Mundo Chocolates Chef: María Laura Espín

La cáscarilla de cacao

Seca, crujiente y de color marrón, la cáscara de cacao posee su sabor y aroma. Representa el 12 por ciento del peso del grano,aunque contenga mucha menos grasa que este. Se desprende del mismo durante el procesamiento que tiene lugar para obtener el licor y la manteca de cacao, que posteriormente darán lugar a los diversos tipos de chocolate.

Aún cuando hoy en día no se aprovecha lo suficiente, la cáscara de cacao está muy lejos de ser un desecho. Su composición es tan rica que lo transforma en un producto versátil que lo mismo beneficia a los humanos a través de una infusión, como a los animales en forma de suplemento nutricional o a la tierra en forma de abono orgánico.

Rica en vitaminas A y C así como en teobromina, pectina, fibra, calcio y magnesio, la cáscara de cacao contiene también ácido oleico y linoleico además de antioxidantes. Descubramos las propiedades sanadoras de este recurso natural así como formas en las que podemos disfrutar sus sabores y olores.

PROMOCIÓN

Propiedades nutritivas y sanadoras de la cascarilla de cacao

Poseedora de muchas de las propiedades del grano, la cáscara de cacao tiene un gran potencial antioxidante y digestivo para el ser humano por lo que su consumo se considera especialmente beneficioso para nuestra salud gastrointestinal. Al actuar en nuestro intestino, eliminando bacterias malignas. El envoltorio del grano de cacao, es un eficaz tratamiento contra las diarreas.

Así mismo es considerado un energizante suave, gracias a la acción de teobromina. Este ingrediente, sumado a los altos contenidos de magnesio, hacen que también sea un buen suplemento nutricional, útil para tratar el cansancio, la fatiga y los calambres, síntomas de deficiencia de este mineral. Por si esto fuera poco, puede ser usado como anti-inflamatorio por sus propiedades diuréticas, combatiendo la retención de líquidos.

Uno de los descubrimientos más importantes en torno a la cáscara de cacao es su contenido de pectina, una sustancia que funciona como espesante natural pero también como absorbente intestinal. Su acción, en conjunto con la fibra presente en este producto natural, lo hace un gran depurador del organismo, contribuyendo a la eliminación de toxinas y ayudando a prevenir el cáncer de colon.

La cascarilla de cacao es fuente de fibra dietética

Según la Asociación Americana de Químicos de Cereales (AACC), la fibra dietética es la parte comestible de las plantas o carbohidratos análogos que es resistente a la digestión y absorción en el intestino delgado humano, con fermentación completa o parcial en el intestino grueso. El consumo de la Fibra Dietética se ha asociado en los últimos años con una gran cantidad de efectos beneficiosos para la salud.

La cáscara de los granos de cacao, basado en su composición de celulosa, polisacáridos y lignina, es una fuente de Fibra Dietética que contiene cantidades apreciables de compuestos antioxidantes de origen fenólico, por lo que su incorporación en productos alimenticios pudiera contribuir a evitar desórdenes gastrointestinales y la prevención de enfermedades crónico-degenerativas. Esta fibra de cacao tiene propiedades antioxidantes y propiedades fisicoquímicas, lo que la convierte en un producto adecuado para su uso en la preparación de alimentos bajos en calorías y ricos en fibra, como las galletas de chocolate, los pasteles de chocolate y suplementos dietéticos de chocolate.

El contenido de fibra de cáscara de cacao es casi tres veces mayor que el de las nibs y constituye más del 50% de todo el material. En el año 2012, Nsor-Atindana, Zhong y Mothibe, mediante estudios científicos concluyeron que la cáscara de los granos de cacao podría ser una fuente barata alternativa de fibra dietética con beneficios adicionales como reducir los niveles de calorías, de colesterol y glucosa en sangre. Ver más información

Uso de la cáscara de cacao: Ideas para su preparación

La cáscara de cacao se consume normalmente como infusión y se recomienda tomarla dos veces al día para recibir todos sus beneficios. Te dejamos tres recetas para disfrutar de este sanador producto.

Pon al fuego un litro de agua con dos cucharadas de cáscara de cacao. Retira del fuego apenas reviente el hervor, tapa la olla y deja reposar por unos 10 a 15 minutos. Antes de beber cuela y agrega el producto que gustes para endulzar como edulcorante, miel o azúcar. Recuerda que fiel a su origen, este producto tiene el sabor amargo característico del cacao.

Otra opción es prepara la infusión en un litro de leche, añadiendo azúcar al gusto y 3 cucharadas de cáscara de cacao. Esta mezcla se dejar hervir por 3 minutos y listo. Puedes añadir vainilla si prefieres.

Por último, tenemos el atole negro que es una bebida típica de México que se consume con sus variantes en varios países de América Latina. Para ello debemos moler ½ kilo de cáscara de cacao bien tostado con 1 rama grande de canela y 1 cucharadita de anís hasta obtener un polvo negro. A partir de allí se agrega esta mezcla a la receta de atole que desees: puede ser con leche o sin ella, utilizando como espesante harina o fécula de maíz.